Consisten, desde un punto de vista técnico, en un conjunto de asignaturas pertenecientes a un grupo de carreras afines, de la misma área del conocimiento y que se cursan en la etapa básica. El tronco común es un espacio académico al que ingresa un estudiante en la etapa de formación básica, sin que esté predeterminada la carrera que finalmente cursará. Aún cuando desde el ingreso los estudiantes tengan preferencia por una carrera del área de interés, su adscripción inicial es al tronco común correspondiente.

Beneficios

Permite la atención de un mayor número de alumnos, puesto que los cupos se pueden incrementar para que los grupos que se integren al ingresar al tronco común estén completos y balanceados, así como los grupos de cada carrera que se forman al término del mismo. Esto favorece el óptimo aprovechamiento de los recursos disponibles.

Asimismo, contribuye a sustentar la demanda individual de las carreras sobre bases más realistas. El tronco común brinda al estudiante una oportunidad de conocer de cerca el conjunto de carreras disponibles, para luego hacer la mejor elección. Las unidades académicas aprovecharán este espacio para fortalecer la orientación vocacional del estudiante y así propiciar decisiones mejor informadas.

Favorece la generación del sentido de identidad de los estudiantes con la unidad académica y sus programas, no solamente con una carrera.

Favorece la movilidad de los estudiantes, pues fácilmente inician su carrera en una unidad académica y pueden concluirla en otra distinta, después de acreditar sus estudios.

Para la institución representan una vía para atender las necesidades de comunidades bajacalifornianas alejadas de los campus universitarios, como es el caso de San Quintín, Playas de Rosarito, Tecate, Ciudad Morelos, San Felipe y Ciudad Guadalupe Victoria.

Para las familias, la oportunidad de que los jóvenes estudiantes cursen el tronco común en sus comunidades significa un ahorro significativo del ingreso familiar en transporte, en el caso de traslados diarios a la unidad universitaria más próxima, y ahorros de manutención y transporte para quienes han de trasladarse y residir temporalmente en otra localidad del estado para cursar sus carreras.

Para las comunidades de origen, el tronco común permite que los jóvenes retribuyan solidariamente a través de programas de servicio social, fortaleciendo su formación valoral y compromiso social. Al esfuerzo institucional y social para crear opciones de educación superior los estudiantes deben responder con similar esfuerzo y solidaridad.